El perro y el conejo

por Junior

Una historia veridica.  Los nombre son fisticios para protección. (je je como en las peliculas.)

Muy lejos de la ciudad en un pueblito conocido como campo sin miedo se encontraba Petraco descanzando en su casa y su perro Trililí jugando como siempre en el patio. Y este se pasaba ladrando al conejo Rufo de la vecina Minga. Un día Petraco se dio cuenta de que su perro Trililí no estaba ladrando y se asoma al patio y ve que esta jugando y masticando algo peludo y de momento se da cuenta que es Rufo, el conejo de Minga la vecina y estaba todo sucio de tierra y sale corriendo y le grita al perro "QUE HAS HECHO PERRO ESTUPIDO". Petraco asustado por lo ocurrido se sienta a pensar " ¿Qué   le digo  ahora cuando llegue la vecina del trabajo?" Rapido sale de su casa a buscar otro conejo con una mancha negra en la frente y fue por toda la ciudad y no encontró nada parecido. Enseguida agarró a Rufo le dio un buen baño y lo secó con una secadora de pelo y lo peinó. Con mucho cuidado fue al patio de la vecina y colocó el conejo en la entrada de la casita que le tenía.  Petraco se fue tranquilo diciendo "cuando llegue la vecina y vea el conejo muerto yo me hago que no lo sabía y problema resuelto." LLegó la hora en que la vecina Minga llega a su hogar. Al rato se escucha un grito horrible de Minga y Petraco sale corriendo al patio haciendose que no sabe nada.
 
Petraco: ¿Qué le sucede Minga?
Minga: Ay Petraco, mi conejo
Petraco: Sí ¿Qué le pasa a su conejo?
Minga: Ayer estaba muy enfermito y ahora esta en su casita mirandome friamente.
Petraco: ¿Y?
Minga: Anoche lo enterré enseguida que murio. Le tengo terror a los fantasma.

 

PROSPERIDAD | SERVICIOS y VENTAS | CLASIFICADOS |  GANGA  |  ARTE MENDOZA